domingo, junio 03, 2007

Es que los fantasmas no reencarnan?


Siempre me he sentido atraida por el tema de la reencarnacion.
En casa de mis padres vivia con nosotros el fantasma de una niña.
Durante años nos dio de que hablar... Nunca logramos averiguar nada sobre esta niña...
Como murio? Que le paso?...


Con frecuencia me pregunto, que pasa cuando morimos?
...A donde vamos?...
Y los fantasmas? No reencarnan?...
Es decir, ese espíritu se queda en el plano etéreo sin poder encarnar en otro cuerpo?

Una tarde, en la super autopista de la informacion, una "lady" me contesto que en sus estudios sobre el "Shamanismo" se valoraba la hipotesis siguiente: (explicado con mis palabras a continuacion)

El alma humana esta compuesta por multiples capas. Cada una de estas capas representa un aspecto de la personalidad del individuo. Todos tenemos cualidades positivas por cultivar, como la honestidad, la nobleza, la integridad... y tambien existen en nuestro interior cualidades negativas como el odio, la envidia, el egoismo... cualidades que nos aferran a lo material, y que pronto debemos desterrar de nuestro ser.


Resulta que las cualidades positivas se ven representadas por finas y sutiles capas, diafanas, tan solo un aura blanca al rededor irradiando luz ... muy ligeras, que se elevan con facilidad y se transforman. Evolucionan, siguen su curso para siempre, en un constante devenir...
En cambio los aspectos mas oscuros de nuestra personalidad estan representados por unas capas mucho mas pesadas, negras, solidas, rigidas e intransigentes. Por supuesto, estas capas no van a ningun lado cuando morimos. Se quedan deambulando en el laberinto de nuestras quejas y sollozos, arrastrando nuestros pesares, y embarradas con nuestro endiosado "poder material"...
He aqui un fantasma...


Tambien hay que decir que hay tantos tipos de fantasmas como de personas... Asi se explica de donde vienen estos espiritus malignos que nos atormentan a veces... Pero hay muchos casos.
Cuando se produce una muerte muy subita y violenta... la persona que muere no es consciente de que ha muerto. Queda un poco perdida, independientemente de sus capas. Si sus cosas no estan en orden, probablemente quedara deambulando, fuera de si... por un tiempo. No sabe lo que paso, todavia no se ha dado cuenta.

Los niños que son almas sanas, nuevas, y cuyas capas seran probablemente diafanas todas, cuando mueren no se dan cuenta de lo que ha ocurrido...
Quizas esto es lo que paso con la niña que habita la que era la casa de mis padres en Maracaibo... Ella sigue jugando y cantando... preguntandose a donde fue su mama... y que paso con esa familia que la adopto por unos cuantos años... y que luego tambien la abandono.

Tambien hay otros espiritus entre nosotros que nos cuidan y observan... pero no porque el peso de sus capas no les permita elevarse y transformarse... Sino porque son almas evolucionadas que estan ya en otro nivel, son seres de luz elevados. Son nuestros guardianes y protectores.


Mas o menos esta es la idea que la "lady" me quizo transmitir. Esta respuesta lo explica todo. Ahora lo entiendo todo mucho mejor... Desde entonces me preocupo por diferenciar lo espiritual de lo material, y de hacer las correctas elecciones para mi... Esos defectos que me averguenzan, esas cualidades negativas... que hay dentro de mi, no moriran conmigo. Porque dia a dia lucho por transformarlas en aspectos positivos.

Transformandome constantemente, nutriendome de aquello que me hace feliz...
"Ser feliz" es una meta que abarca muchisimas cosas...
Es una meta concreta, muy inteligente.
Es lo que soy ahora y lo que quiero ser para siempre.

1 comentario:

Clarisa dijo...

Hola Sarita!

Aunque pase a veces tiempo sin leer tu blog debo reconocer que leerlo es respirar un nuevo aire... recordar que hay un montón de detalles en la vida que en momentos (muy seguidos quizás) no les paramos pero que que sin duda nos alimentan.

Muchos besitos y abrazossss!
Clarisa